Memoria fotográfica. Cinco curiosidades sobre la foto del almuerzo en lo alto de un rascacielos

 

Image by © Bettmann/CORBIS

Image by © Bettmann/CORBIS

Foto emblemática de Manhattan por excelencia, es difícil verla y no quedarse observando sus detalles por unos segundos: la altura, la pasmosa tranquilidad de los trabajadores… Las circunstancias en las que fue tomada la convirtieron en símbolo de la clase obrera y, en particular, de los herreros newyorkinos, que la tomaron como su buque insignia. Te contamos otras cinco curiosidades de esta foto histórica.

  1. Los 11 hombres que aparecen en la foto están a una altura de 256 metros sobre las calles de Nueva York. Fue tomada el 20 de septiembre de 1932 en el piso 69 del edificio del Rockefeller Center.
  2. En la fotografía se puede observar como no llevaban ningún tipo de sistema de seguridad ni arnés, lo que nos puede dar una idea de la precaridad con la que se trabajaba en la época de la Gran Depresión.
  3. Los trabajadores que aparecen en la foto se encargaban de la construcción del edificio del Rockefeller Center pero, aunque parece una toma espontánea, se trata de una imagen publicitaria hecha a propósito.
  4. La imagen se convirtió en un símbolo de Nueva York como ciudad emprendedora al plasmar una apuesta arriesgada como la construcción de un ambicioso rascacielos en una época de crisis económica profunda.
  5. Al tratarse su autor de un fotógrafo enviado por una agencia (Corbis), ha resultado difícil confirmar su autoría, en aquel momento la costumbre era considerar anónimas este tipo de fotografías. La familia del fotógrafo Charles C.Ebbets presentó pruebas que hacen que se le considere su autor más probable aunque, ante la duda, Corbis ha decidido considerar su autoría anónima.

 

Guardar

Guardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *