Vamos a explicar de forma simplificada, los conceptos más básicos de la fotografía, aquellos que uno necesita saber para realizar una foto, sea la que sea.

Hay tres parámetros que deberemos vigilar a la hora de tomar una foto, y el dominio de los tres, es lo que nos ayudará a tomar decisiones.

¡Empezamos!

ISO/ASA: En las cámaras analógicas el ISO viene determinado por el tipo de carrete que usemos, pero en las cámaras digitales podemos ajustarlo nosotros mismos desde la función manual.

El ISO, es la sensibilidad a la luz. A mayor sensibilidad, más luz obtendremos en nuestra toma. La cantidad de ISO que podemos obtener va a depender del modelo de cámara que usemos, en cualquier caso los resultados en la mayoría de ellas empiezan a no ser demasiado buenos cuando sobrepasamos el ISO 800.

Diafragma: El diafragma o f, es el parámetro correspondiente al enfoque, aunque también está relacionado con la luminosidad. Cuando menor es el número del diafragma, menor enfoque obtendremos, pero más luminosidad nos aportara. El diafragma es el estrechamiento obtenido por un serie de laminas situadas en el objetivo, y su luminosidad viene determinada por el mismo.


Velocidad: Con esto nos referimos a la velocidad de obturación, es decir, al tiempo que el diafragma está abierto dejando pasar la luz a nuestro sensor. La velocidad nos permite congelar acciones rápidas y captar el movimiento. Usándola en combinación con el diafragma obtendremos la exposición correcta . Cuanto más tiempo está el diafragma abierto, más luz entrará en el sensor, y por tanto nuestra foto será más luminosa.

Fotómetro: El fotómetro que lleva nuestra cámara nos indica cual es la intensidad de la luz y cuál es la exposición correcta. Si el fotómetro está en el punto medio, nos indica que la luz es la adecuada, es decir, que la combinación de velocidad, ISO y diafragma son las correctas. Pero ¡ojo! no siempre nos interesará seguir lo que nos dice el fotómetro, en situaciones de contrastes fuertes o situaciones lumínicas complejas seremos nosotros quien debemos elegir la luz que queremos. Del mismo modo si queremos oscurecer una situación con luz solar también podremos tomar esa decisión. Con el dominio conseguiremos el control y nuestros resultados mejoraran ¡no hay que dejar de practicar!.


Contenidos Relacionados